El castillo alemán de Neuschwanstein

El castillo alemán de Neuschwanstein

En este post queremos profundizar más en la cultura alemana. Conocer la cultura alemana, o de cualquier otro país, es muy importante para aprender un idioma. Conociendo la cultura nos involucraremos más en las costumbres del país y nos resultará más fácil familiarizarnos con los diferentes aspectos que rodean cualquier idioma. En este post hablaremos de uno de los edificios más reconocidos de Alemania: El castillo de Neuschwanstein.

El castillo de Neuschwanstein está situado en Baviera, al sur de Alemania. Lo mandó a construir el rey Luis II de Baviera en el año 1866. Está situado sobre el desfiladero de Pöllat en los Alpes Bávaros y se alza sobre el castillo de Hohenschwangau y los lagos Alpsee y Schwan.

Este castillo nació de la imaginación del rey Luis II. No tenía ningún fin estratégico o de defensa (el objetivo por el cual se construían los castillos en la edad media), la finalidad de este castillo es estético. Nace de una fantasía romántica medieval. En el cual el rey Luis II ordenó construir un castillo que fuese idealizado para un caballero de la edad media.

El castillo de Neuschwanstein es una composición de torres y muros que pretendía armonizarse con las montañas y los lagos de alrededor. Combina eclécticamente varios estilos arquitectónicos y su interior alberga múltiples piezas de artesanía no menos fantásticas. Su diseño no es funcional, sino estético.

Historia

El rey II de Baviera pasó su infancia en el castillo de Hohenschwangau, el cual estaba cerca de las ruinas romanas de Volderhohenschwangau. De pequeño visitaba mucho estas ruinas y es por ello que el primer gran proyecto de construcción que realizó nada más subir al trono, fué la reconstrucción de estas ruinas. Que más adelante sería el edificio principal del castillo de Neuschwanstein.

Después de la muerte del rey Luis II el 13 de junio de 1886 el castillo no estaba terminado. A tan solo seis semanas después de su muerte, las puertas del castillo fueron abiertas al público. A pesar de que nunca fué la intención del rey Luis II que se usará como atractivo turístico y estuviese abierto al público. En 1923 el castillo de Neuschwanstein pasó a ser propiedad del estado Libre de Baviera.

Durante la Segunda Guerra Mundial el partido Nazi, utilizó el castillo para almacenar obras de arte robadas en Francia. Estas obras de arte robadas se usaron como pruebas en juicios de Núremberg para condenar a los principales líderes nazis. Este suceso fué llevado a la gran pantalla en la película “The monuments men” de George Clooney.

Además de ello, el castillo fue elegido por Walt Disney como modelo para el diseño del castillo de la Bella Durmiente de Disneyland. Además el artista pop Andy Warhol lo utilizó como motivo en su litografía Neuschwanstein de 1987.

Este precioso castillo de fantasía medieval es el lugar perfecto para ir a practicar lo aprendido en nuestros cursos de alemán. Si estás interesado en inscribirte a uno de nuestros cursos te invitamos a que visites nuestra página oficial de la Escuela de Idiomas de la Cámara de Comercio de Bilbao. Además de ello, te invitamos a que nos sigas en nuestra cuenta de Instagram @idiomascamara para que estés al tanto de nuestras actualizaciones.

Jane March es una apasionada de los idiomas, trabaja en la Escuela de Idiomas de la Cámara de Bilbao y es además una gran ninja de las redes que está aquí para ayudarte ¡Puedes contar con ella porque de nuestra Escuela lo sabe todo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *